Blogia
La casa de las chapuzas

Diario del capitán

Mi libro en venta

Mi libro en venta

Por fin he podido ver mi libro a la venta. Se titula "Mercurita la aprendiz de hada". La historia es de una niña, que cuando descubre que tiene facultades mágicas, sueña con ser un hada, y ayudar a los demás. si quieres verlo, haz click en éste enlace. No es el primer libro que escribo. Desde el año 2.004, escribo por entretenimiento. Pero en el 2.008, encontré facilidades en internet para publicarlos y venderlos. El primero que publiqué, fue "Las aventuras de Star Gordo: Un universo de esperanzas" de ficción. Pero por desgracia, al editarlo me encontré con una serie de problemas, causados por cambiar de formato de word, y estoy corrigiéndolo. Mercurita, es mucho más reciente; de éste año 2.009. Ella debía ser un personaje secundario del libro "Los mundos de Kampelina". Pero en cuanto apareció, me fue imposible quitármela de encima. Le di más carisma, que a la propia protagonista. Eso me obligó a cancelar el libro de Kampelina, y escribir otro, con Mercurita como protagonista. Mis intenciones, son escribir tantos libros de Mercurita, como pueda; y por supuesto, continuar con los de Star Gordo. Todo depende de lo lejos, que me lleve mi inspiración.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Power point, ese gran amigo

Power point, ese gran amigo

Hacía mucho que no escribía en éste blog, pese a ser el más visitado con diferencia, de los que tengo. Cada blog, tiene sus virtudes y sus defectos. Este no me gusta, porque el servidor se bloquea con cierta frecuencia, y porque tengo problemas para poner los enlaces, y me gusta principalmente, porque es el primero de todos, y al que le dediqué más tiempo, y se merece que le preste atención de vez en cuando.

Bueno, pués quería decir, que hace un mes más o menos, encontré una web en la que se pueden colocar documentos de word, power point, etc....Si quieres echjar un vistazo, haz click aquí

Sí, por fin la encontré. Llegué a pensar, que ese tipo de webs, no existían, y me hacía ilusión presentar mis relatos en power point. Youtube y sus derivados, no me terminan de convencer. Las pelis, son un poco sofisticadas, y no siempre salen como pretendo, y eso ha motivado que más de una vez, me haya echado atrás, cuando quise hacer algo interesante. además. las imágenes fijas, muchas veces transmiten mejor el mensaje, que las que están en movimiento.

De momento, he puesto dos presentaciones, y un artículo en pdf, míos. Hay también más, de unas presentaciones graciosas, que de vez en cuando, me llegan por e mail.Una presentación, es de mi relato corto "Día del baño" y la otra de un encantador personaje, llamado "El hada Mercurita", del que espero hacer varios libros. El artículo en pdf, es sobre la guerra española en Flandes, que tantos disgustos nos dió.

Espero poder subir muchos artículos y presentaciones más.

 

Otro curso que se acaba.

Otro curso que se acaba.

Mañana termino, nos darán los certificados de asistencia, y un par de cositas más, que faltan por entregarnos. Era de solador-alicatador. Por lo que a mí respecta, me considero más o menos satisfecho, ya que he aprendido cosas que no sabía, pero al mismo tiempo, he descubierto errores, que no esperaba. Como todo, tuvo sus cosas buenas, y sus cosas malas. Pero no pretendo criticar eso.

Tras haber hecho el año pasado, el de albañilería, hice éste. Curiosamente, al principio, mis planes eran hacer uno de pintor. Pero de alguna forma, pensé que el de albañil, sería más demandado a la hora de encontrar trabajo. Ambos, son interesantes, pero el de pintor, me hubiera resultado más provechoso, ya que es la labor que más realizo en mi entorno.

El año pasado, fue lo suficientmente ingénuo de pensar, que el curso, era un trampolín seguro a un futuro trabajo. Nada más lejos de la realidad. El que quiera trabajo, deberá buscarlo. A tener en cuenta la reciente crisis de la construcción.

Una cosa, sí que me reprocho. Por hacer el curso, no estuve pendiente de otra opción de trabajo, que si bien, me puede resultar algo incómoda, no por ello deja de ser muy aceptable. Espero que el año que viene, no se me pase. Evidentemente, el curso de pintor, tendrá que esperar, al menos hasta el 2.010. Ya veremos. También me gustaría hacer alguno de photoshop, páginas web, o de algún programa sobre edición de vídeo por ordenador, pero que sea cortito.

 

 

Planteando mis blogs

Planteando mis blogs

Cada vez, estoy más convencido de que jamás debí abandonar éste, mi viejo blog, y primero de todos. Pese a haberlo declarado oficialmente como en desuso, la gente sigue entrando, y eso que no escribo nada, salvo de vez en cuando, para anunciar algún que otro cambio, o algo que tenía en mente hace tiempo, y que tal vez interesó a alguien, que alguna vez me leyó.

El día de S. Valentín, fue el récord de visitas, hasta ahora recibidas, en mi "cerrado" blog. Más de cien en un día (169, exactamente). Esa cifra, es realmente modesta, si la comparamos con las de otros blogers más esforzados que yo. Supongo, que entraron atraídos, por un artículo que escribí sobre el día de los enamorados, allá por el 2.006.

En realidad, no debería sorprenderme, ya que es un blog, muy trabajado, y lleno de cositas. De todas formas, las pocas visitas del otro blog, no animaban mucho a seguir con el, al contrario que éste. Por ello, no he tenido valor para seguir rechazándolo.

¿El título? Ah sí. Cuando estaba en la droguería-mercería, ahora cerrada, me gustaba llamarla "La casa de las chapuzas", por la manía que tenían mis parientes, de guardar los artículos del año del catapúm, con la esperanza de venderlos algún día, e igualmente en su interior guardábamos trastos viejos, que no nos cabían en casa. Ese nombre, acabó por gustarme para el blog. 

¿Y los otros blogs? Bueno, pues como resulta que necesito uno, para promocionar mis libros en internet, cogeré uno para eso, probablemente el del camarote del capitán. El que queda, lo dedicaré a mis relatos. Gracias a mis lectores, por su confianza.

¡Al fin me registraron el libro!

¡Al fin me registraron el libro!

Pués sí, al fin me registraron el libro que escribí. Han sido casi 2 años, harto de esperar, y creyendo que nunca llegaría. Me comía la envida al leer, que a otros les tardó un año, o poco más. Creo que algunos, solo tuvieron que esperar 6 meses. Baste decir, que mandé el libro a registrar, un 4 de septiembre de 2.006, y hoy 12 de febrero de 2.008, me llegó una carta certificada, informándome del registro.

Bueno, es una satisfacción moral, pero me encanta :-)

¿Quién sabe? Tal vez algún dia, vengan los del corte inglés, a pedirme que publique mi libro, y lo vendan en sus tiendas. Pero tal y como está la vida...

Bueno, autores. Si escribís un libro, ya podéis haceros una idea de lo que os espera.

No me acuerdo si eran 20 euros más la fotocopias y encuadernación, al menos en el 2.006. Creo recordar que en total me salió por 50 euros más o menos, pero en caso como éstos, el dinero no tiene mucha importancia.

El libro, es "Las aventuras de Star Gordo: Un universo de esperanzas". El que lo quiera leer, puede acceder a través del enlace. Si algún día, me decido a publicarlo, lo borraré. Así que aprovechad, y leedlo ahora. Guiño

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Noches de cine

Noches de cine

                                                                                                      Noches de cine

 

Llevo un tiempecito, que los sábados por la noche, en lugar de irme de marcha o quedarme en casa, voy al cine, a la llamada "sesión golfa", a las 00, 20 de la noche aproximadamente. Y me he llevado alguna que otra sorpresita.

 

La primera de esas salidas, fue en la Semana Santa, del presente 2.006, con la película "V de vendetta". Tengo un lío mental con dicha peli, porque cuando la ví anunciada y supe que estaba basada en un cómic, no pude resistir la tentación de buscarla en el e mule. Y ahí estaba. Por ello, cuando la ví, me llevé pocas sorpresas, salvo los típicos cambios que se hacen cuando película y cómic, son algo incompatibles. En éste caso, a destacar que el detective, tiene un papel más activo en el cómic.

 

Bueno, pués a la salida, fui siguiendo a los demás; y cuál no fue mi sorpresa, cuando caí en la cuenta de que me estaba metiendo en los garajes....Y yo soy peatón. Así que como no se podía salir a pie por ahí, significaba una cosa: Como no me diera prisa y encontrara la salida correcta, me arriesgaba a quedarme encerrado.

 

Y es que salir de la última sesión, tiene ese inconveniente. Las luces de la entrada, están en su mayoría, apagadas, y el bar cerrado. Eso hace que te desorientes. Afortunadamente, ví al portero, y me indicó la salida correcta.

 

Otra noche de cine, fue "Alatriste". En esa ocasión, me sentí inspirado; tanto que me llevé mi cámara de fotos; pero atención; no para sacar imágenes de la peli, sino el paisaje nocturno. Y tanto me entretuve por el camino, que llegué a lo justo. Tan a lo justo, que mientras buscaba la entrada en mi bolsillo, se fue la luz. Así que me fui al final; que  curiosamente es mi sitio favorito, suele estar casi vacío, y no hay apenas gente delante. En esa ocasión, no esperaba tanta gente en el cine.

 

La peli, muy bien ambientada, pero hecha muy precipitadamente. Es imposible poner los libros de Alatriste en una sola película. Hubiera sido preferible, una serie en la tele. A la salida, otro despiste. Una vez más, fui camino de los garajes. Y una vez más, la suerte me acompañó, y pude salir por el camino correcto. En la calle, seguí con mi safari fotográfico, sacando el mar y las luces de la ciudad.

 

¿Seguimos? Bueno, pués ésta vez, le toca el turno a "Los Borgia". Una película muy interesante, aunque de un rigor histórico no del todo exacto. Salí bien, tranquilo y sin prisas. Pero por el camino, me encontré una cartera que contenía el permiso de circulación de moto del dueño, una tarjeta del banco, y varios papeles más. Ningún billete suelto, ni el nº de teléfono.

 

Al día siguiente, busqué la dirección, pero la calle era grandecita, y no encontraba el nº, además de estar situada en un barrio de no muy buena fama, precisamente. La vida está muy mala, pensé. Y si tuviera la suerte de encontrar al dueño, éste aún sería capaz de decirme que en su cartera había más cosas de las que le había entregado. Así que dadas las circunstancias, y como había un buzón cerca, ahí dejé la cartera con todo lo que tenía.

 

Y ésta noche de cine, en la madrugada del 5 de noviembre, fui a ver "El laberinto de Fauno", que junto a Alatriste y los Borgia, son tres películas españolas seguidas que veo. Últimamente, el cine español, está de enhorabuena. Van mejorando. Bueno, como decía; ésta peli es una curiosa mezcla de fantasía y realidad. Al salir, ví un ordenador cerca de un contenedor de basura. Estaba casi entero, pero se notaba que era viejo. Así que lo cogí y lo llevé a mi casa. Por el camino, pude ver a un hombre maduro, que me pareció que había terminado de pintar con un spray la palabra "CERDO" en la puerta del despacho de un abogado social. El hombre maduro, se metió en un coche, matrícula de Ceuta creo que de color blanco, en el que le esperaba una persona de unos 40 años. A saber qué problemas habían tenido. Como iba cargado, entré en mi casa por la puerta lateral. Así me ahorraría subir por unos escalones. Al abrir, me llevé la sorpresa de ver a un hombre durmiendo, tapado con una manta, en un rincón, cerca de unas tablas. Imagino que los vecinos, no lo saben ¡Buenos son para dejar que entre un extraño! A mí me da igual que duerma ahí. Mientras no sea un ladrón....

 

Bueno, pués lo más interesante que pude hallar en el ordenador, fue el disco duro, que era de 40 gigas NTFS. El contenido, era de lo más normalito; fotos de los amigos, y música moderna del Bisbal y la Shakira, entre otros. Si alguien cree que las fotos son bienvenidas, se equivoca. No me gusta cotillear, y me ocupan sitio. Asimismo me produce remordimiento borrarlas. El disco duro, parece que va bien. De inmediato lo he puesto para sustituir al de 40 gigas, pero FAT 32. No pocas veces se me ha bloqueado el ordenador, ya que también tengo otro disco duro de 80 gigas NTFS; y parece que al ser distintos, se crean incompatibilidades.

 

Bueno, pués el tiempo dirá como va el nuevo disco.

 

Mi pregunta es ¿Qué nuevas sorpresas me reservan las noches de cine de los sábados?

 

 

                                   FIN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Por fin lo registré!

¡Por fin lo registré!

Me refiero a las aventuras de Star Gordo: Un universo de esperanzas. Ayer lunes, por la mañana, llevé el libro de mis relato, a cultura. Anteriormente, tuve que mandar el disquete del ordenador, para que me lo fotocopiaran y encuadernaran. Eso sin contar las veces que leí, y releí el relato, corrigiendo todos los fallos. Y una vez encuadernado, me da por mirar varias páginas al azar. Y ¡Ay! Encontré un error en una de ellas. Como en todos los relatos de ficción, siempre hay nombres raros, que fácilmente, pueden llevar a confusión. En ésta ocasión, era el nombre de un rey. No podía dejarlo pasar. Poner el nombre de un rey, en el lugar de otro, es tremendo. Le amplías o disminuyes su reino, y crea gran confusión en la persona que lo lee. Así que cogí el corrector, y escribí el nombre encima. Espero que no sea inconveniente a la hora de registrarme. Creo que tardarán seis meses, más o menos.

 

Otro inconveniente, es que la parte registrada, vienen como dos partes, en mis relatos. Lo hice así, porque era muy largo, y tardaba mucho en cargar, cuando lo envié a yoescribo.com para que me lo publicaran. Parece ser, que si mando a registrar más relatos, debo cambiarles el nº de orden. Espero acordarme.

 

Ahora, solo resta esperar.

 

Sigamos escribiendo.

¿Y ahora?

¿Y ahora?

Hace ya tiempo que no me asomo por aquí. Y no es que no tenga ganas de escribir, es que estoy haciendo otras cosas, algunas de ellas, relacionadas con el arte de la escritura. Ah, sí; ya terminé los cursos de dependiente de comercio, éste 3 de agosto. Muy buena gente; estupenda, aunque a veces, nos pasábamos. Y es que mis compis, estaban tan sedientos de amistad, que a veces no controlaban sus sentimientos, y de vez en cuando, soltaban alguna que otra tontería. Una de las compañeras, le gusta cantar, y escribir relatos. Si bien, presumía mucho de lo primero; lo segundo lo averigüe de casualidad; ya que imaginé que al ser cantante, habría llevado alguna que otra canción, para registrarla. Como yo también estoy interesado en registrar alguno de mis relatos, le pregunté lo que había que hacer.

 

Y en eso estoy; corrigiendo, para mandarlos a imprimir en el mejor estado posible. Es curioso lo que te piden por la impresión de un disquete; en un sitio, además del precio por fotocopia, te cobran la lectura de dicho disquete. A ver cómo sale la cosa; necesito al menos un ejemplar de mis obras, para poder registrarla, además de pagar, creo que 12 euros, por la gestión.

 

Al mismo tiempo, estoy ordenando mi habitación. Es increíble, la cantidad de papelitos que encontré, lo mismo en viejas carteras, que en cajones. La mayoría, eran consejos para instalar tal o cual programa, actualmente obsoleto, frases célebres, ya aprendidas, y canciones para grabar en alguna cinta. Tampoco faltó alguna que otra carta reconciliadora, para aquella chavala que conocí, en 1.996, a la que bauticé, como "Ranita", pero que por exceso de orgullo, no le entregué. Así y todo, le compuse una pequeña rima personal, que pongo para que no se me olvide con el tiempo:

 

“Rubita, chiquitita, con carita de ranita, ojitos de gatito, boquita de piñón, y risita de tiburón”.

Ranita

Y por supuesto, le hice un dibujo, que pasé a escáner, y perfeccioné con un programa de dibujo.

 

Sí, ordenar una habitación, es hacer un viaje por el tiempo. Siempre encuentras algo, que te recuerda una situación. Es por eso, por lo que tengo un miedo horrible a mirar las grabaciones que hice con mi videocámara. Muchas escenas, muchísimas, reflejan lugares y recuerdos, parientes y amigos fallecidos, y de lso que no sé nada o poco de ellos; y momentos agradables. Un consejo: Si eres un nostálgico, no uses videocámara.

 

Igualmente, estoy intentando aprender a hacerme una web, en la que incluya mis relatos, artículos, fotos y blogs; unas veces con el word, y otras, con el dreamweaver, que aún no he terminado de aprender a usarlo, pero muchos dicen, que es el mejor para hacer webs. Sin embargo, temo que el contador de visitas, no funcione, ni el libro de firmas. Bueno, mejor no precipitarse. Cada cosa a su tiempo. Ya habrá tiempo de corregir los fallos. Y si éstos, son difíciles de corregir....me meteré en un cursillo de webs, que también los había, y de hecho, el profesor, nos llamó, para opinar y calificar las webs de sus alumnos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres