Blogia
La casa de las chapuzas

Trabajo, trabajo, trabajo

Trabajo, trabajo, trabajo Me parece que ya me he quedado "parado", es decir, que ya he dejado de ser un "pringao", para quedarme sin trabajo. La única novedad, es que ayer martes 12 de julio, fue mi primer día. Yo creía que sería a principios del año que viene, pero mi madre no aguanta más. Quizás sea definitivamente.

En verdad, debíamos haber cerrado mucho antes. Tal vez en 1.985. Recuerdo que a finales de 1.984 fueron despedidos muchos trabajadores en astilleros, nuestros clientes más cercanos. Con ellos, cerraron varios bares de los alrededores. Era un mal presagio de los malos tiempos que se acercaban, pero no nos dimos cuenta de inmediato.

Antes, se escuchaba una sirena señalando la salida de éstos, y se llenaban las calles de gente. Hoy, ni siquiera hay sirena, y no se nota la salida del personal. Parece como si se hubiera muerto de pena, ante la falta de trabajo, y dejara de sonar.

Dadas las circunstancias, lo primero que hice, fue acercarme a una empresa de limpieza, a presentar el currículum. La secretaria me preguntó si estaría dispuesto a trabajar el domingo del trofeo Carranza, en las limpiezas de las playas. Acepté, por supuesto, aunque solo fuera un día. Ya en 2.002, y 2.003, también acudí. El año pasado, fuí lo suficientemente tonto de pensar, que si no iba, y me llevaba un año parado, me volverían a llamar a trabajar en la limpieza de playas, tal y como pasó entre el 16 julio de 2.001, hasta diciembre del mismo año. Ese fue mi primer trabajo, oficialmente hablando. Algún día hablaré de él, y de las curiosas circunstancias que sucedieron hasta enterarme de que me habían llamado a trabajar.

Bueno, parece que ya he estado mucho tiempo aguantando en la dichosa droguería-mercería. La calle me espera. De pequeño, recuerdo que cuando me preguntaban, de qué iba a trabajar de mayor, sonreía para mis adentros, y pensaba algo parecido a ésto:

"¿Desempleado yo? ¡Ay qué risa! Habiendo tantos trabajos ¿No va a haber ni siquiera uno para un tipo tan guay como yo? Ja,ja,ja,ja".

Evidentemente, son cosas de niños, y la realidad es bien distinta, pero nos guste o no, esa es la moral que debemos tener para no desesperarnos.

Uno de mis compañeros del 2.001, me comentó que dentro de poco, cumpliría los 45 años, le darían una paga por esa edad, y solucionaría su vida. La verdad es que no pienso como él; un trabajo es mucho más que un sueldo. Si vas a cobrar un dinerito, pero te vas a quedar en tu casa mirando las musarañas, pienso que arruinarás tu salud. Hay que ser más activo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Trini -

Bueno Antonio, seguro que encontraras algo.
Te aconsejo que eches tu curriculum en internet hay páginas para buscar trabajo, rellenas unos datos, metes el curriculúm y te envian ofertas a tu e-mail.

Bueno espero que tengas suerte. Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres