Blogia
La casa de las chapuzas

Dias oscuros

Dias oscuros Días oscuros

Así fue como yo ví esos días y acontecimientos oscuros que tanto influyeron en la historia de España.

Kennedy: Cuando el presidente Kennedy, fue asesinado, yo era un crío de cinco meses, sin embargo, recuerdo que una vez, estaba viendo la tele, era de noche ¿Tal vez un miércoles? El programa, era la serie "Los invasores". De repente interrumpieron la programación, para informar del asesinato de Kennedy.

Me enfadé. A mi que me importaba que se lo hubieran cargado. Y ¿Porqué teníamos que dejar de ver la tele por el asesinato de un pez gordo extranjero? Cosas, que a mi edad, no entendía.

Yo estaba confundido. Este que había sido asesinado, era Robert Kennedy, el hermano de J.F.K. pero durante gran parte de mi niñez, me creí que era el otro.

Carrero Blanco: Cuando lo mataron, yo no sabía quién era él, y era la primera vez que oía hablar de eta. En mi casa y en el colegio, estábamos muy impresionados. Eso de que te cuenten que un coche explota, y se cargan a alguien importante, te quita el sueño.

La guerra de Vietnam: Yo no tenía ni idea de como era. Para mi, los vietnamitas, eran exactamente igual que los japoneses, pero con armamento, más actualizado, y que era una guerra que no terminaba de solucionarse, aunque algo se comentaba de que los americanos llevaban las de perder.

Recuerdo que en aquellos días, se viajaba mucho a Ceuta, para comprar cosas. A un primo mío, le compraron unos soldaditos pintados, de americanos y japoneses. Normalmente, uno jugaba, y los otros se le quedaban mirando, como si estuvieran en una representación teatral; por lo que con frecuencia soltábamos frases graciosas, para hacer reir a los que miraban.

Un día le pregunté, si podía jugar con los pintados, y tras pensarlo, me dijo:

-Sí, pero con una condición: tienen que ganar los japoneses.
-Ah, pués yo creía que los americanos eran los buenos.
-No, nada de eso. Esos tíos son unos peleones, que lo que hacen es buscarle pelea al mundo entero. Decía con cierto enfado.

Así lo hice, no muy covencido. Pero con el tiempo aprendí la lección.

Franco: Su muerte, se estaba viendo venir. Cada vez que enfermaba, nos daban unos cuantos días de vacaciones. Una de esas veces, pusieron en la tele "objetivo Birmania", una película de guerra muy recordada. Cuando Franco salía en la tele, hablando, sin apenas entendérsele, yo me ponía a imitarle, pero mis padres, me mandaban a callar.

Cuando murió, creo recordar que nos dieron, no sé si una semana o dos de vacaciones, pero sí, que fueron muy intensas. Recuerdo que en vez de al cole, me iba a casa de mis primos a jugar. Al pasar, cogía cerca de un cine, en el que echaban "Jesucristo Superstar", de Camilo Sesto. Se llevó bastante tiempo en cartelera.

Durante ese tiempo, fuimos al patio de una asociación vecinos, a ver unos niños ensayando la Navidad, que ya estaba cerca. Iban vestidos de los reyes magos. Vimos que el rey Baltasar, era un negrito americano que hablaba un poco el español. Nos hicimos muy amigos de él, y nos llevó a su casa. Allí vimos por primera vez los tebeos de Spiderman, y héroes marvel, en color. Nosotros los teníamos en blanco y negro, en aquellas fechas.

A mi primo le regaló varios de ellos. El los guardó como oro en paño. Tenía dos hermanas, creo. Ambas eran mayores que él. El tendría unos 10 años aproximadamente, mientras que las hermanas, entre 12 y 14. Una de ellas, hablaba el español muy bien. Mi primo le vió un cardenal en la frente.

-Me lo ha hecho mi padre, por jugar con mis amigas, no quiere que me relacione con la gente de aquí.
-Pués no lo sabía, si no, no habríamos venido.
-No. Venid, cuando queráis. No me importa que me pegue. Aquí tenemos muy buenos amigos.

Si mi memoria no me falla, el padre era un marine, que estaba en Rota.

También recuerdo, que no todo fueron reuniones amistosas. Una de las veces, pasamos por una guardería abandonada. Entramos, y nos pusimos a partir cristales y botellas.

También, que al salir de casa de mis primos para volver a la mía; cogía por la plaza de toros, ya en ruinas, y sentenciada para ser derribada. Me gustaba, y quería que la arreglasen. Me daba tristeza que la tiraran. Me quedaba mirándola durante un buen rato. Era mi forma de despedirme de ella.

23 febrero: Yo estaba en la droguería con mi padre, acompañándole. En ese momento, no había nadie. Estábamos aburridos. Ya se estaba haciendo de noche. Entonces, el dueño de la tienda de comestibles que teníamos al lado, se fue a tirar unas cajas a la basura, se asomó, y nos dijo que pusiéramos la radio.

Así nos enteramos de la intentona. Yo estaba impresionado. Mi padre, se reía por no llorar. Empezó a venir gente a comprar. Todos hablaban de lo mismo. Más de uno se acordó de la guerra civil, y decía que no quería otra.

Por la mañana, fui a clase. Se rumoreaba que ya estaba a punto de solucionarse. Varios profesores, se fueron a mi clase a charlar. Estaban alterados. Teníamos dibujo, y en esas clases nos poníamos a dibujar en silencio. Algunos compañeros, no vinieron. A la hora del recreo, ya se rumoreaba que se había arreglado.

Al año siguiente fuí a la mili, en mi cuartel, se rumoreaba que los veteranos habían dormido vestidos con correaje y munición, y con las armas, cerca de la cama.

La guerra de las Malvinas. Fue poco antes de yo entrar en la mili. Recuerdo que cada vez que salía alguna noticia, la recortaba. Le deseaba suerte a los argentinos, pero conociendo a los pérfidos ingleses, sabía que iban a ganar. Cuando entré en la mili, y cogí mi primer permiso para ir a mi casa, me enteré de que la guerra había terminado. Con el tiempo, los recortes de periódicos, estorbaban. Además, había mucha información falsa, por ambos bandos. Así que los tiré. Algún día me compraría un libro que hablara de esa guerra, tal y como fue en realidad.

La guerra de Irak (papá Bush): Cuando Sadam invadió Kuwait, le dieron un plazo para que se retirara. Recuerdo que los amigos hablábamos de una posible guerra nuclear, porque si no hubieran estado preparados, los irakíes, no habrían atacado Kuwait. Recuerdo, que con cierta frecuencia, escuchaba el pasar cerca de mi casa, un helicóptero, seguramente patrullando para evitar sorpresas. Su sonido, me causaba cierto malestar.

11 septiembre: Venía del trabajo, acababa de comer. Curiosamente, ese día, me dió por ver la tele, cosa que no suelo hacer (me pongo con el ordenador). De repente, se vieron las imágenes de una de las torres. Todos estábamos asustados y confusos. Cuando el segundo avión se estrelló, y quedó claro que había sido un atentado, me acordé automáticamente de Bin Laden. No recordaba su nombre con exactitud, pero un par de meses antes, la revista "el semanal", le había dedicado un espeluznante reportaje, en el que lo denominaban el "enemigo número uno" de los Estados Unidos.

El hundimiento del “Prestige”: Fue por internet, en la página de eresmas.com donde los usuarios intercambiábamos las impresiones. Los gallegos, nos informaban puntualmente de sus desgracias, y con frecuencia desmentían las noticias que daban por la tele. Hubo momentos en los que se quejaban de que no dejaban limpiar a los voluntarios. Uno de los hombres informantes, dijo que su cuñado, había sufrido un infarto al limpiar. Pero que seguramente le dio, al ver su amada tierra ensuciada por el petróleo. Ojalá esté bien. Conocí a uno de los muchos voluntarios, que fueron. Este junto a su pareja, viajaron a Galicia a limpiar. Hablaban de ello con la misma alegría de aquel que viene de una fiesta. Dijeron haber hecho muchos amigos, y conocido a mucha gente.

La guerra de Irak: (hijo Bush). Recuerdo que ya tenía internet en mi habitación (antes, solo podía en el cuarto de mi padre), y desde allí, sobre todo en la web de eresmas.com, nos dedicábamos a poner verde a los yanquis. Incluso tuve una ligera discusión con una chavala, que al parecer era americana, y hablaba español, y que se reía de mí, cuando le hablaba en inglés, por no usar bien los verbos.

11 marzo. Estaba en la droguería. De repente, escuché una breve noticia en la radio de que habían puesto una bomba en un tren, y que se desconocía el número de víctimas. Al rato, nadie comentó esa noticia. En la radio estaba el Federico Jiménez Losantos, montando sus numeritos como siempre. Entonces, me pregunté si había oído bien, ya que nadie parecía alterado por la noticia, y una bomba en un tren, era algo muy serio como para ignorarlo.

Mi madre vino de hacer gimnasia, y me lo contó también. Un rato después, la radio empezó a tomarse la noticia en serio. Por la tarde, ví la tele, tan espectacular como siempre, con éste tipo de noticias. Luego, puse internet, y me metí en la web de meristation.com. Desde hacía varios meses, no dejaban hablar de políticas. En esa web entran muchos menores, y los padres se quejaban. Sin embargo, al ser ese un día especial, lo permitieron.

Fue tremendo. Los internautas prguntaban unos por otros. Uno conocido, comentó que había perdido a dos amigos. De inmediato, todos se solidarizaron con él. Bueno, casi todos. Uno que decía ser vasco, justificó esas muertes por la testarudez del gobierno al negarse a negociar con eta. El chaval se puso hecho una fiera y comenzó a insultarlo. Añadió que no se podía contener, y que si los moderadores, lo expulsaban, lo comprendería.

Los moderadores, tenían mucho sentido común, y finalmente, expulsaron al pro-etarra, ese.

Se vieron mensajes vergonzosos, que daba repugnancia leerlos, y que jamás pensé que iba a leer. Uno decía: "Por favor, que haya sido eta, que los moros son muy brutos, y no quiero morir". Fue borrado de inmediato. Hubo discusiones, se cerraban y hilos, y mensajes. Los moderadores, estuvieron realmente ocupados. Pero ese día, actuaron con gran sabiduría.

Ojalá nunca ocurra nada más, y éste artículo que he escrito, no sea modificado para ponerlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

NOnameGIRL -

Jejejeje, míralo ahí el Tejero, que me hizo suspender un examen de Historia de España :-/

Trini -

Jopé Antonio si que me has despertado recuerdos en un momento. Los del principio, por la edad, parecen diferentes, como de otro planeta, los últimos suenan distintos, nos duelen demasiado, sobre todo este 11 m que hoy se conmemora. En fin que espero que no hayas de añadir más horrores a tu post.

Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres